7 diferencias entre una central telefónica IP y una central telefónica virtual

Antes de mencionar las 7 diferencias entre una central telefónica IP y una central telefónica virtual, es necesario señalar las definiciones de ambas soluciones de telefonía IP para empresas:

Central Telefónica IP (IP-PBX) 

Es un hardware o appliance  que contiene un sistema PBX diseñado  para ofrecer servicios de comunicación de voz/video a través de las redes de datos el cual se puede implementar sólo de manera in-house en una empresa.

Central Telefónica Virtual (cloud PBX) 

Es un servicio de comunicaciones IP el cual está alojado en la nube. Por lo tanto, te permite obtener muchos beneficios de una central  telefónica IP física, además de poder conectarte de forma remota, para sacar el mayor provecho a tu servicio sin inversión en hardware y software.

Es un servicio de comunicaciones IP el cual está alojado en la nube. Por lo tanto, te permite obtener muchos beneficios de una central  telefónica IP física, además de poder conectarte de forma remota, para sacar el mayor provecho a tu servicio sin inversión en hardware y software.

7 diferencias entre una central telefónica IP y una central telefónica virtual:

1. Con una Central Telefónica IP la inversión es costosa. Mientras que con una central telefónica virtual  PBX, la facturación mensual es inferior (ahorras desde 50%-75% de tu facturación actual).

2. Con una central telefónica IP física dispones de anexos locales. Pero con una central telefónica virtual obtienes anexos remotos para recibir las llamadas en cualquier ciudad del mundo, por ejemplo, puedes tener tú número de Miami conectado en tu anexo de tu celular en Lima.

3. La programación e instalación de la central telefónica IP física debe estar a cargo del cliente. En cambio, el servicio de central telefónica virtual incluye, la configuraciones, soporte, número fijo, preatendedor, bolsa de minutos para llamadas, entre otros.

4. Con una central telefónica IP física debes asumir el costo de mantenimiento e infraestructura. Sin embargo, con la central telefónica virtual dispones  de alojamiento en la nube, sin costes de mantenimiento y actualización para el sistema PBX.

5. En una central telefónica IP física es vital el apoyo adicional del proveedor para configurar e implementar el sistema. A diferencia de una central telefónica virtual cuyas actualizaciones, parches de seguridad, están incluidas en el servicio.

6. Con una central telefónica IP, debes tener personal que pueda realizar tareas de mantenimiento y buen uso del sistema. En cambio, con una central telefónica virtual PBX, la configuración sencilla y guiada por el proveedor del servicio (manuales o asesoría).

7. Con una central telefónica IP las llamadas dependen de líneas externas de otros proveedores. En cambio, con una central telefónica virtual puedes solicitar altas o portabilidades de números fijos del Perú y a cualquier destino de manera rápida y sencilla.

¿Quieres saber más del servicio Central Telefónica Virtual?

Te puede interesar: